CUBA DC LA CASA VERDE CUBA DC LA CASA VERDE
Lugar de Encuentros y Encontronasos.
RegistrarseBuscarChatMiembrosGrupos de UsuariosLogin
“””UN CAPITÁN CUBANO ANTE LOS PIRATAS “””

 
Responder al tema    Post gracias    Portal » Foros de discusión » Museo de Cuba DC » Articulos Originales Ver tema anterior
Ver tema siguiente
“””UN CAPITÁN CUBANO ANTE LOS PIRATAS “””
Autor Mensaje
EstebanCL




Registrado: 20 Ene 2009
Mensajes: 89




Mensaje  “””UN CAPITÁN CUBANO ANTE LOS PIRATAS “”” Responder citando
“””UN CAPITÁN CUBANO ANTE LOS PIRATAS “””

El secuestro del capitán norteamericano Richard Phillips por parte de los piratas somalíes, tuvo que haber disparado las alarmas de un alto porcentaje de los hombres de mar alrededor del mundo. Estoy convencido de que las noticias relacionadas con esos frecuentes secuestros de naves mercantes, han sabido acaparar la atención de todo marino independientemente de su nacionalidad.
El caso de Phillips puede considerarse atípico de acuerdo a los tiempos que corren, un hombre que resuelve arriesgar su vida para proteger la de sus tripulantes, no abunda mucho en estos tiempos preñados de egoísmos y silencio ante el dolor ajeno.
Cuando leemos toda la información referente a la desventura vivida por ese hombre, nos remonta involuntariamente a la época dorada de nuestros navegantes, donde brillaba aquel sentimiento de solidaridad humana hoy en peligro de extinción. Vienen a nuestra memoria grandes acontecimientos navales simbolizados por aquellos hombres enamorados de sus naves, quienes en un gesto suicida de alto contenido romántico, decidían hundirse junto a ella para refrescar la tragedia de Romeo y Julieta en nuestro mundo de profundidades.

Ese acto tan valiente de un capitán norteamericano, cuyo origen mermará todo el mérito que se merece, me obliga a regresar hasta una flota con la cual surqué decenas de mares, golfos, ríos, lagos y casi todos los océanos de este mundo. Me presiona la curiosidad por saber cómo rayos actuaría uno de nuestros capitanes en una situación similar. Confieso de antemano que existieron excepciones a cualquier regla de valoración personal, pero casi todas fueron desapareciendo de nuestro panorama marítimo en la medida que avanzaba el estado de descomposición moral de nuestra sociedad y que afectó enormemente la conducta de todos nuestros marinos sin distinguir rangos a bordo.

Surgen las primeras preguntas: ¿Qué hubiera hecho un capitán cubano ante una situación similar? ¿Se entregaría para salvar a su tripulación? Tendría que comenzar por describir a un capitán prototipo de aquellos tiempos, ya manifesté que pudieron existir excepciones, si usted es de los que lee estas líneas y se considera dentro de ese reducido y selecto grupo “moral”, le sugiero que salte este párrafo y no se sienta ofendido. Hablo de aquel pintoresco personaje que calzaba una charretera con cuatro barras y un ancla sobre sus hombros. Me refiero al individuo que siempre llevaba en pendura un “portafacho” (portafolio Samsonite por excelencia) adquirido como soborno, comisión o simplemente recargado su pago a las facturas de alimentos comprados para la tripulación. Creo que ya nos vamos comprendiendo, me refiero al individuo social que siempre viajaba con ese pequeño maletín diseñado para transportar documentos y que luego devino en un sitio ideal para sacar botellas de ron, tabacos, jamones, queso y otros pequeños contrabandos. ¿Miento? No olviden que estos camaradas poseían cierta inmunidad concedida desde arriba, y que no es el cielo, justificando esta medida con la existencia de documentos “secretos”, ¿se acuerdan ahora? El “portafachos” se convirtió en un símbolo de distinción social y todos anhelaban poseerlo. Luego se degeneró su uso y propósito cuando pasaron a manos de sobrecargos inescrupulosos, pero no quiero detenerme en este otro personaje relevante de nuestra flota con habilidades especiales para apropiarse de lo que no era suyo.

Ya tenemos a un hombre con unas charreteras de cuatro barras doradas y un ancla sobre sus hombros. Le colgamos un “portafachos” en las manos cargado con cualquier cosa que no sea documentación secreta y le damos una patente de Corso para actuar con libertad en un mundo tan podrido como el nuestro. Viajamos con él desde las oficinas del departamento de cuadros de la empresa y le entregamos el mando de un buque cualquiera (para el de bajo poder de influencias, novatos o simplemente tacaños que no deseaban realizar inversión alguna por medio del soborno) Los selectos, pícaros, piñeros, , famosos, buenos socios, influyentes con buenas relaciones de arriba, y hasta los famosos políticamente correctos, esos, se enrolaban casi siempre en los barcos de su selección y lo hacían acompañados de un pequeño o mediano séquito de fieles.
¿Cuál era en términos generales la primera preocupación una vez a bordo? El pañol donde se guardaba el material de representación, hablo de ron, tabacos, cervezas, etc. Luego, veríamos cómo llenar el refrigerador del camarote para soportar los palos que aparecerían en el camino. Un buen sobrecargo se encargaría de esos suministros y después que se caiga el mundo. Muchos llamados a sacrificios acompañados de consignas revolucionarias, y en muchos, muchísimos casos, el sometimiento de las tripulaciones a incontables penurias y sacrificios en nombre del proletariado. Si alguien olvidó estas páginas de nuestras vidas, eso no me ha sucedido aún.

Largamos el último cabo y pasamos de través por cualquiera de los faros de salidas en nuestros puertos. Comienza una vida de relativa autonomía, donde debe destacarse el poder de ese hombre destinado para la labor de gobernar un buque. Pero como expresé unas líneas atrás, dentro de ese mundo aparentemente autónomo o independiente, todo es relativo. No pudo ese capitán satisfacer sus caprichos y se vio obligado a zarpar cargando la molesta presencia de un secretario del partido que le pisa los talones constantemente. Para molestar un poco más su situación, cuenta entre su tropa a un comisario político que lo vigila a él y controla los movimientos del secretario del partido. Vive con las dudas y gasta mucho tiempo en descubrir quién es el informante de la seguridad que lo delatará cuando realice un movimiento en falso. La tripulación aprovecha la existencia de un secretario del insignificante sindicato con carisma de líder y proyección combativa que lo molesta constantemente con demandas absurdas. No es tan importante a bordo, pero su lengua puede convertirse en una daga capaz de producir profundas heridas y hay que mantenerlo feliz. El de la ujotacé tampoco pertenece a su equipo y puede virarle el barco al revés por el grado de simpatías que goza entre los marineros. Para desgracia, el sobrecargo es un militante con malos antecedentes en la flota, muy vigilado de cerca por el cocinero, quien en ese viaje ocupa el puesto de ideológico del partido. Tiene a un primer oficial incompetente al que debe revisarle todos los cálculos, su segundo oficial es el “clavista” a bordo, un posible enemigo muy peligroso.

El jefe de máquinas le presenta una solicitud de materiales para el próximo puerto, no tiene oxígeno ni acetileno para efectuar reparaciones de urgencia. El primer oficial no para de joder por la falta de guantes de trabajo y discos para las pulidoras. El sobrecargo molesta con su lloriqueo por falta de ensaladas y harina para hacer pan. El secretario del partido le informa que el enfermero se bebió el alcohol de inyectar y que no existe insulina a bordo. El comisario político le solicita unas botellas de ron para realizar una “actividad” en horario de trabajo y no se las puede negar. El tercer oficial le hace una extensa lista de los materiales vencidos en los botes salvavidas y las camareras se quejan por la falta de papel sanitario.
Redacta un mensaje para enviarlo a la empresa donde solicita autorización para realizar las compras necesarias. El jefe de grupo le contesta que debe discutirlo en el “consejillo” del día siguiente. El “clavista” le entrega un mensaje descifrado donde le ordenan no comprar café y otros artículos exóticos en el extranjero, deben continuar tostando chícharos. La Habana contesta que el “consejillo” le autorizó $500 dólares para las compras de los tres departamentos, la Patria se encuentra asediada por un criminal bloqueo, ¡Patria o Muerte!
Si compro oxígeno y acetileno se quedan fuera los guantes y discos de pulidora. Si compro los discos no habrá papel sanitario, si se limpian el trasero no comerán ensaladas y si la comen, no habrá plata para la insulina de los diabéticos. El Joputa del enfermero que inyecte con timerosal, ¿y si hay algún alérgico?, ¡qué se joda! Estamos en tiempos de supermán, nadie lo manda a ser tan debilito. ¡El café, el café, el café! No hay quien se meta este chícharo en ayunas. ¡Patria o Muerte! ¿Cuánto darán de comisión en el Canal de Suez? Ya nadie da el 10% como antes, creo que andan por el 2.5%, ¿cuánto es eso de $500?

-¡Capitán, los piratas están exigiendo dinero! Le informó el primer oficial.
-¿No le dijiste que solo nos autorizaron $500 dólares para la compra de materiales?
-Sí, pero los tipos no entienden, dicen que eso es imposible.
-¿Y, no han cambiado su pedido?
-Dicen que tomarán unos rehenes.
-Es mejor, cuando vean el apetito de esa gente los soltarán. ¿Qué propone el partido?
-Dicen que usted se debe inmolar por la tripulación.
-¿Yoooo? Aquí el que debe dar ese paso es el comisario político, él tiene que dar el ejemplo.
-El partido no lo entiende así, él debe permanecer junto a las masas para orientarlo.
-No me interesa lo que diga el secretario, yo soy la máxima autoridad a bordo, ¿por qué no se entrega él?
-Porque el partido es inmortal, capitán.
-Sí, pero yo no voy a regalarme por unos cuantos cabrones que han estado cazándome la pelea.

En dos oportunidades fuimos asaltados por piratas, ocurrió en Rangoon y Abidjan a bordo del buque Bahía de Cienfuegos, pero eran piratas rateros que se dedicaban a robar artículos de un valor insignificante si lo comparamos con las demandas de los piratas actuales. Todo sucedió en un viaje alrededor del mundo, ¿y el capitán? Bueno, aquel infeliz fue sancionado a segundo oficial de por vida, no por culpa de los piratas. Regreso a las preguntas realizadas a inicios de este trabajo, ¿qué hubiera hecho un capitán cubano ante una situación similar? ¿Se entregaría para salvar a su tripulación? Sin temor a equivocarme penetraré en el pellejo y mente de cada uno de ellos. No hubieran hecho nada por salvar a su tripulación, no estarían en disposición de pasar un simple susto por la vida de un grupo de individuos, que en términos generales convirtieron la suya en un yogurt. Podrán aparecer individuos con ínfulas o egos de héroes hoy, cuando escribo estas líneas parodiando un poco aquella triste situación que vivimos, pero será difícil creerles.

¿Dónde radica el verdadero mérito de ese capitán de una nación odiada en gran parte del mundo? Pues no hay que buscarlo muy lejos, el hombre se entrega para proteger la vida de seres que forman una tripulación posiblemente de origen multinacional. ¿No es digno de admiración? Por supuesto que los detractores de los Estados Unidos tratarán de restarle significado a su valiente acción. Sin embargo, estoy convencido de que una actitud similar no se encontrará en tripulaciones donde impera un sistema de vida irracional y surrealista como el vivido por nosotros los cubanos. En ese caso, la persona no sería considerada un héroe y todos los tomarían por loco aunque sus acciones fueran similares a las del norteamericano.
Esteban Casañas Lostal.
Montreal..Canadá.
2009-04-14


_________________
Y si tenéis por rey a un déspota, deberéis destronarlo, pero comprobad que el trono que erigiera en vuestro interior ha sido antes destruido.
Jalil Gibrán.
Mar Abr 14, 2009 1:26 pm Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:    
Responder al tema    Post gracias    Portal » Foros de discusión » Museo de Cuba DC » Articulos Originales Todas las horas son GMT - 5 Horas
Todas las horas son GMT - 5 Horas
Página 1 de 1


 
Cambiar a: 
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Design by Freestyle XL / Flowers Online.
mostrar

Crear radio | foros de Pueblo y comunidades | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com 
Contador propio(En este lugar se mostrara), para editarlo entre en el panel de administración sección de contador propio e introduzca el código